Fiebre verde

Señores, el virus de la fiebre verde o la conciencia ecologista aplicada al mundo del automóvil, se extiende. El vehículo contaminante empieza a convertirse en persona non grata, especie a extinguir, objeto de odio, blanco de iras en forma de impuestos, tasas, prohibiciones, etc.

Autor: Luis G


Si en los últimos tiempos estuvo de moda la caza de ciudadanos fumadores, a los cuales se les ha recortado su espacio vital en los países más desarrollados, lo mismo ha empezado a suceder con nuestro querido coche. Y esto mismo, por mucho que la inmensa mayoría de conductores aparentemente no le den mayor trascendencia, supone de facto, ni más ni menos, el principio del camino que llevará inexorablemente al vehículo ecológico maravilloso de la muerte, pilotado por un conductor flanders escrupuloso cumplidor de normas empíricas, implantadas a golpe de multa o retirada de puntos y permiso de conducir, y autista total respecto de las condiciones del tráfico, el estado de la calzada o simplemente el sentido común. Es decir: el conductor ideal para cualquier administración pública.

Quizá el primer toque de atención -en un pasado reciente- lo dio Ken Livingstone, alcalde de Londres, ciudad en la cual empezó a aplicarse el “pagar por contaminar” en forma de tasas por circular por el centro de la ciudad.

Hace poco tiempo nos visitó el ya además de famoso yo diría que hasta familiar por asiduo Al Gore, para tirarnos él también -ahora que porta el áurea santurrón de Nóbel- un poco de las orejas y leernos el catecismo verde, recordándonos el purgatorio y posterior infierno que nos espera a nosotros pecadores si no procuramos contribuir individualmente a reducir el efecto invernadero. Adoctrinamiento verde, lo denominan algunos.Con la última de las doce uvas de la nochevieja han llegado los nuevos impuestos a España para las matriculaciones, gravando a los vehículos más “sucios” y perdonando la vida a los utilitarios, más limpios y aseados ellos.

Cataluña se ha apuntado al tiempo al carro de las limitaciones de velocidad, buscando supuestamente el mismo fin, la reducción de CO2 y óxidos de nitrógeno.

Y ahora le toca a Alemania.

En Berlín, Colonia y Hannover, se va más allá. No solamente se limita, directamente se prohíbe la circulación a los vehículos sin catalizador o sin filtros de partículas por el centro de las ciudades. Lo que en la práctica supone dejar fuera de circulación casi 2.000.000.

A lo largo del año serán 15 las ciudades “verdes” Y la medida afecta a coches y camiones… nacionales y extranjeros.

Madrid tiene hace años su proyecto, copiado del noruego que lleva dos años implantado en Estocolmo, y veremos si lo aplica ahora y cómo. Esperemos no llegar a lo de México, donde unos días circulan las matrículas pares y otros las impares. O a lo de Tokio, que para comprar un coche hay que demostrar poseer una plaza de aparcamiento.

El caso es que la fiebre verde se extiende y me temo que no hay cura para esta enfermedad automovilística.

World Community Grid Signature Ranking

4 comentarios en “Fiebre verde

  1. me parece normal ke un TT ke consume mas y contamine mas page mas.. y no sea por cilindrada sin importar nada mas…
    asi a ver si se evita esta moda estupida de tener un caryene para ir a por los niños a l cole…. 🙄

  2. El tema de la contaminación automovilística es algo que nos lleva afectando desde hace unas décadas, pero no nos engañemos, el principal problema es que el petróleo es ese control mundial entre países al que por ahora las megamacroeconomias (sobre todo la americana con sus grandes multinacionales petrolíferas) no quieren abandonar.

    Porque dejémonos de tonterías, de bajarle medio gramo de CO al humo de los coches de gasolina o de gasoil QUE YA SON DINOSAURIOS EN LA TECNOLOGIA ACTUAL. Tenemos a las grandes multinacionales del automóvil (General Motors, Ford, Citroën, Renault… ) poniendo el grito en el cielo, pero desde hace mas de 5 años que ya tienen listo el coche de hidrógeno, un coche cuya contaminación es la enésima parte de la actual, listo para saltar a las líneas de producción pero ¿por que no lo hacen? pues muy sencillo, porque no tenemos donde respostar, ni mas ni menos… entonces ¿importa de verdad la contaminación? o es solo la enésima tomadura de pelo desde el año 73 para sacarnos los cuartos y tener controlada la economía mundial?

    Tecnológicamente ya hay soluciones viables, pero mientras los Bush de turno sigan mandando en el mundo, seguiremos con coches quemando combustibles fósiles, tan fósiles como es un motor de gasolina en el siglo XXI.

  3. Vamos a pensar un poco con la cabeza:

    Qué es lo que contamina?? Lo que contamina es el consumo de combustibles. Da igual quien lo consuma. la combustión de un motor de explosión genera unos 24 gramos de CO2 por kilometro y litro a los 100. Eso con independencia de que el coche sea un Smart CDI, un Golf TDI o un BMW X5 3.0 sd.

    Entonces la pregunta es: quien contamina más?? yo que ando con mi 1.9 TDI de 6,5 l/100 con un caminar anual de 60.000 kms?? O un Mercedes ML 400 CDI con sus 15 l/100 que anda 10.000 al año??

    Echando las cuentas, mi 1.9 TDI, emite 24 gr/km l x 6,5 l x 60.000 km = 9360 kg CO2 anuales.

    Un ML 400 CDI en esas condiciones emite 24 x 15 x 10.000 = 3600 kg CO2 anuales.

    Entonces que busca el «impuesto verde»?? Bien sencillo, engañarnos y gravar la potencialidad de consumo, pero no la emisión real. La emisión real sólo se grava metiendo más impouestos al combustible. El que más gasta, más contamina, y el que más contamina, más paga. Con independencia del tipo de motor que tenga su coche, porque los híbridos, por muy híbridos que sean, gastan combustible también.

    Pero aquí surge una neuva problemática: qué pasa si suben de un viaje 10 o 15 Cents el gasoil?? que el país se para y se corre el riesgo de una insurrección popular. Porque coche cambiamos cada X años y es tal acontecimiento que nos da igual lo que haya que pagar al fisco. Coche nuevo es coche nuevo. Pero ay amigo… gasoil echamos todas las semanas. Y eso escuece. Escuece, auqnue para mi sea el sistema más justo y yo sea uno de los mayores perjudicados por todo lo que ando.

  4. Lothar, te doy la razón totalmente, pero hay un «pero» que es quizás la cuestión mas peliaguda.
    Efectivamente contamina mas mi ford fiesta 1.4TDi haciendole 30.000Km al año, que el ferrari maranello haciendole 1.000Km al año, pero el problea de esta sociedad es que mientra el señor del Ferari se compra el coche para darse un paseito, yo necesito mi fista para trabajar y ganarme el pan… ¿que pasa si me suben el gasoil? pues mira, seguiré haciendo los mismos kilómetros porque los necesito para trabajar, contaminaré lo mismo, y me joderán (con perdón) mas para poder llegar a final de mes. ¿y el señor del Ferrari) pues ten por seguro que le dará lo mismo que le pongan la gasilina a 2 o a 10 €.

    Yo creo que el tema de la contaminación no se soluciona con dinero, se soluciona con medidas, pero con medidas serias como marcaba con mi coche de hidrógeno, pero la cuestión es que en el fondo la verdad lo que les importa a los gobiernos es seguir sacando dinero.

    Es que decir «subo el gasoil» es presuponer que la gente utiliza el coche SOLO para darse paseitos, y en muchos casos así es, pero en otros no es así.

    Mala solución tiene el planeta…..

Los comentarios son moderados. No se permitiran comentarios que no esten dentro de las normativa aplicada para comentarios. Si es la primera vez que escribes te recomendamos que te leas las normativa para que tengas claro que se permite y que nó, aunque el resumen es claro, educación, respeto, buenos modos y sentido común. El email no se muestra publicamente.

Al comentar se instala una cookie a efectos de recordar al visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayuda

AntiRadares.Net tiene el honor de estar basado en WordPress versión 5.2.2 + tema Kippis
IP: 34.238.194.166 - Otra - No detectado - 181 peticiones - 2,6 segundos
Dedicado a ACP (1937-2014), siempre te quise y nunca te olvidaré. DEP

  Actualiza a Firefox aquí, acelera la web

Protegido por: WpLoginBots

WordPress theme: Kippis 1.15