La Ertzaintza no aplica margen de error con los alcoholímetros

La fiscalía hasta la fecha no esta empleando un criterio unificado para todos los cuerpos policiales apartir de que tasa de alcoholémia se considera delito o infracción. Así pues vemos como queda un poco a la libertad de dichos cuerpos y podemos ver como siempre hay honrados y ladrones. En este caso vemos como la guardia civil actua con un mínimo de honradez y verguenza mientras que la ertzaintza y la policia municipal de Bilbao no tienen ni honradez, ni verguenza y dejan claro que solo buscan expoliar y oprimir a los conductores.

La guardia civil no sanciona con 0,26 miligramos de alcohol por litro de aire expirado. Lo mismo ocurre con el limite de 0,60, la guardia civil no detiene a ningun conductor que arroja un limite de 0,60. Esto es debido a que la guardia civil aplica un 6% de margen de error (al igual que se hace en los radares de velocidad). Gracias a aplicar ese margen de error y asumir que el alcoholímetro no es totalmente perfecto en su medida pues, en el caso de detenciones, la guardia civil no procede a detener a ningún conductor hasta que da un valor de 0,64 o mas.

Al no existir directrices claras por parte de la fiscalia se sanciona de forma distinta dependiendo de en que lugar de España caigamos en un control de alcoholemia.

Así que mientras vemos a cuerpos policiales como la guardia civil que tienen un mínimo de verguenza y de forma justa y equitativa aplican un margen de error a sus sistemas de medida, en cambio, vemos como la ertzaintza o la policia municipal de ilbao directamente sanciona dando 0,26 o mas y procede a la detención dando 0,61 o mas. Es decir, no aplica ningún tipo de margen de error a sus sistemas de medida.

Un ejemplo mas de como ertzainza y policia municipal de Bilbao solo buscan expoliar y proceder a la represión sobre los conductores, llegando hasta tal punto que entienden que no hay margen de error posible en sus alcoholímetros. Una vez mas, y no es la única, vemos como la guardia civil actua de forma mas justa que policias autonómicas, no hay que olvidar que las tablas de multas de ertzaintza y mossos son mas restrictivas que las de la guardia civil.

World Community Grid Signature Ranking

16 comentarios en “La Ertzaintza no aplica margen de error con los alcoholímetros

  1. Este tipo de sanciones por estos Cuerpos que no aplican el grado de precisión del aparato será entonces perfectamente recurrible no?
    Saludos.

  2. @Mario: Recurrir una sancion de alcoholemia es como la de conduccion temeraria, olvidate ni a traves de AEA, DVuelta o abogado que tengas, esas o vas a juicio o nunca te daran la razon aunque la tengas en algo.

  3. No lo entiendo, tiene que ser recurrible por no respetar la tolerancia del aparato, punto número uno, y dos, por la poca profesionalidad de los citados Cuerpos que sancionan sin tener la seguridad de estar cometiendo infracción o delito.
    Qué tal señores maderos una de leerse los manuales de lo que usan de vez en cuando?
    Saludos.

  4. Mario, te están diciendo que SÍ es recurrible. ¿Sabes cómo funcionan los recursos en este país, especialmente en el caso de sanciones de tráfico? ¿Crees que la administración te va a dar la razón por el simple y miserable hecho de que la tengas, habiendo una jugosa cantidad de dinero de por medio?

    Todas estas personas que confían en nuestra administración y sistema de justicia es que no han tenido una buena ración de realidad…

    Mario, más vale que no te veas nunca en un «fregao» de estos. O tal vez sí deberías probarlo, a ver si descubrías cómo funciona realmente este circo y lo que se esconde tras tanta ley, tanto estudio «científico» y tanta mentira.

  5. Y que fue de aquello que decian del software que usan los alcoholimetros?

    s2

  6. Con un buen abogado y por la via penal siempre es recurrible y en este caso con éxito.
    Saludos.

  7. Claro, lo que pasa que solo te mereceria la pena si es una sancion grande o tiene carcel imagino…
    s2

  8. realmente, salvo que tengas una vaina que provoque una situacion lacerante de lucro cesante, meterte en una vaina contra el estado, teniendo que pagarte abogado y procurador, con la sanción cumplida de facto porque el último recurso jurídico se soluciona al de 4 o 5 años (mucho más tarde del último estadio de la vía administrativa, y por tanto, con cumplimiento de sanción), al final te provoca que tu legítima defensa se convierta en una entelequia.

    Ahora bien, sin hacer moralina barata, al que le pillan pimplao, es por su pu*a culpa.

  9. Por supuesto, Lothar. Al que pillan «pimplao» es porque ha «bebío», ya ves. Y al que pillan con «el afoto» es porque se mueve, no te jode. Y eso que este último tiene una «agujica» y unas «aseñales» que le marcan en tiempo real si está o no dentro de LA LEY. ¿Será que a los que denuncian por exceso de velocidad son g*l*p*ll*s?

    Mario, si un abogado te dice que vayas a juicio, que eso es cosa hecha y que lo tienes ganado…¡búscate otro abogado! Afirmas así, sin más, que es «recurrible con éxito». Todo es recurrible, pero anda que no te falta ver mundo, macho.

  10. @Fugitivo

    No es como lo dices. Si te hacen una foto puede ser o no ser tu culpa. En la foto te puede pillar un despiste y te joden.

    La velocidad excesiva puede entrañar o no entrañar riesgo dependiendo de muchas circunstancias.

    Pero un positivo de alcoholemia, o de drogas, acarrea peligro SIEMPRE.

    Lo de la tolerancia de los aparatos, es cierto. Pero lo mismo que una foto puede ser un despiste, la alcoholemia o conducir drogado NUNCA lo es. Y no digo que vayas a una cena y no te tomes 2 copas de vino. Con eso no se da positivo nunca. Para algo ponen un límite, no??

    Y lo que es peor, el recurso es jodido siempre, ya que lo que ganas es siempre mucho menos de lo que arriesgas. lo que se denomina «victoria pírrica». Y lo que es todavía peor a muchos niveles, aquí no existe lo que en Alemania, que si tu puesto de trabajo depende del carnet de conducir, te convalidan la retirada propia de la multa a cambio de pagar más tela (Siempre que no llegues al límite de puntos y te manden a los seminarios o a la MPU).

  11. O sea, entiendo que si excedes la velocidad por despiste, como es un despiste no es culpa del infractor. Espero que no uses esta excusa en un recurso, Lothar. Porque es responsabilidad del conductor controlar el vehículo en todo momento, para eso ponen señales y para eso llevas un velocímetro en el coche. Si te despistas encendiendo un pitillo y atropellas a una vieja, ¿no es culpa tuya porque te has despistado?

    Dices que un exceso de velocidad no siempre acarrea peligro. No es cierto. Un exceso de velocidad, como otras infracciones de tráfico acarrea siempre unos peligros objetivos. Es más, las consecuencias de un exceso de velocidad las paga un tercero CASI SIEMPRE: si chocas contra mí, el golpe será mucho más fuerte a 140 que a 120, me estarás restando posibilidades de sobrevivir. también estás quitando capacidad de reacción a los demás conductores, pues les sorprendes desplazándote a más velocidad de la que ellos esperan. Es como si en un cruce pasas cuando está rojo o adelantas con línea continua.

    Dices que para algo ponen un límite en el tema de la alcoholemia. Bueno, pues en el tema de la velocidad también lo hay. Y en lo de la línea continua. Y en lo de los semáforos. Son ese conjunto de límites y normas los que hacen que podamos entendernos en la carretera y que evitan que cada uno vaya como le dé la gana. Sólo que en el caso de la alcoholemia tales límites se basan en simples estadísticas, son más arbitrarios que objetivos, están puestos a capricho y su función es más la de recaudar dinero y ganar puntos de cara a la galería, costumbre esta muy extendida entre políticos de todo el planeta y que siempre apoyan con alguna media verdad entre toneladas de desinformación para que resulten más creíbles.

    Yo puedo ir a una cena, tomarme dos copas de vino y rebasar el límite legal o no. Depende de tantos factores que resulta imposible predecir con exactitud si te vas a pasar o no. Y no tengo un velocímetro que me lo indique. De hecho, aunque no tengo una certeza total, algo he leído sobre que existe la posibilidad de dar positivo sin haber ingerido bebidas alcohólicas, por la simple fermentación de ciertos alimentos en el tracto digestivo (la fermentación de azúcares es una forma de obtener bebidas etílicas).

    El problema que tienes tú y una buena parte de la sociedad -cada vez más numerosa- es la desinformación apabullanmte a la que se os somete en este tema. Os lleva a confundir los términos «dar positivo», «rebasar el límite legal de alcohol» y «conductor ebrio o borracho», juntándolo todo y resumiéndolo en la falsa ecuación «conductor con más del límite legal de alcohol en sangre = borracho, asesino e incapaz de conducir con seguridad».

    Si algún día venzo mi pereza natural tengo que escribir sobre todo lo que he averiguado en 12 años interesándome por este tema. Bueno, si llego a escribirlo y si puedo mandárselo al administrador, porque por una razón que no llego a entender me resulta imposible comunicarme con Álvaro por e-mail. ❓

    Álvaro, voy a desconectar el filtro anti-spam de mi cuenta de correo durante 24h, a ver si es por eso. Escríbeme. Mándame aquello que me querías mandar hace algún tiempo, cuando discutía de este mismo tema con Mario.

  12. Te lo explico, fugitivo. Tengo mucha carretera, y compensada en poco tiempo. Podría hablar de pocas cosas con tanta extensión como lo que veo por la carretera. El alcohol y las drogas, tolerancia 0 al volante. Ahi no cabe el despiste. Y por supuesto, lo de la colilla, ni te cuento. Si fuera ministro de tráfico prohibiría fumar al volante directamente. Porque eso es distraerse a drede y por capricho.

    En la velocidad, si que cabe el despiste. Una señal medio oculta o de tamaño pequeño, que se te enciende una luz en el cuadro. Que el niño que llevas atras te pega un berrido y miras medio segundo pa otro lado. Eso es un despiste.

    Y la velocidad nunca se mide en excesiva o no excesiva, sino en adecuada o inadecada. Y para observar la velocidad inadecuada no hay que mirar señales, sino que hay que mirar, dentro de lo humanamente controlable, estados físicos y psíquicos de los conductores, estado mecánico de los automóviles, estado de las vías y estado meteorológico. Lo humanamente incontrolable son las reacciones de los otros conductores. Y yo me he dado el gustazo de ir por Alemania conduciendo a 200 de crucero, yendo totalmente descansado y sin ser peligro para nadie (entre otras cosas porque tambien el factor incontrolable alli es menos incontrolale). Eso si, con un Audi A4, con ABS, ESP y suspension deportiva, con las ruedas al 90% de su vida util, en un dia de ligera nubosidad y con poco tráfico. Hoy he hehco un trayecto similar con un Touran con 1500 kms (ruedas al 100% de su vida util), lloviendo y sin suspension deportiva, y pocas veces he pasado de 140.

    En este momento la moralina esta con la velocidad, cuando realmente, el hecho, no de dejar mas manga ancha, sino de hacer de la velocidad un elemento no tabú del que se puede hablar sin complejos, nos hace mejores conductores. El tópico de «conduzco bien porque voy despacio (pero no uso los intermitentes, no miro por los espejos, aparco a ostias, voy con la radio a tope, me maquillo en el coche, hablo por el movil, enredo en el bolso, le hago carantoñas a la perrita lamecoños que llevo sin sujetar)» está, muy a nuestro pesar, demasiado arraigado. No sé las millas que tendrás de conducción, pero yo te hablo de lo que veo, siento y padezco a diario. Sólo llevo 63000 kms de coche desde el 1 de enero de 2008. Y el alcohol y las drogas, nunca han hecho a nadie conducir mejor. Eso te lo aseguro desde el minuto 1 de partido.

    Sin ninguna acritud, sino todo lo contrario porque tus comentarios aportan sustancia a la materia de «discusión».

    Un saludo!!

  13. La primera vez que conduje un coche fue a los cuatro añitos (sólo el volante, sentado en las rodillas de mi padre). Con siete años ya me había leído casi todo el Arias Paz y conducía coches yo solito, aunque no en vías públicas, claro. A los catorce me saqué la licencia de cilomotor y a los dieciséis, tras una semana estudiando la teórica por mi cuenta, me examiné del A1. No me costó mucho porque ya me conocía casi toda la teoría que venía en el libro. También a esa edad empecé a beber cuando salía «de marcha» sin cortarme luego de tener que conducir si me encontraba en condiciones de hacerlo. De esto hace veinte años, durante los cuales cayó el B1 con la mayoría de edad (a la primera y con una semana de prácticas) y no lo digo para presumir de nada, sólo para explicar cuál es mi experiencia de primera mano en estos menesteres.

    Desde 1996, el acoso de los de verde con el pito de soplar ha sido constante, in crescendo, más bien. ¿Accidentes por culpa del alcohol? Ninguno, lo cual creo que dice mucho sobre la nula veracidad de las afirmaciones de los «expertos» en accidentes de tráfico. ¿Denuncias? Un mogollón. ¿Rebasar el límite máximo de alcohol permitido? Casi siempre. De hecho cada vez que me paran me empapelan. ¿Conducir sin estar en condiciones de hacerlo? Casi nunca (alguna travesura de más joven hemos cometido todos, pero podría contarlas con los dedos de una mano y me sobrarían unos cuantos).

    No sé, será que he tenido mucha suerte. O será que las afirmaciones que se hacen en torno al binomio alcohol-conducción no son del todo ciertas…

    No voy a negar que alcohol influya, desde la primera copa. Pero está muy lejos de ser la causa de tantos accidentes como nos quieren hacer creer. Es sólo que, junto con la velocidad, son medios ideales para recaudar porque de cara al público aparecen como causas probables en muchos tortazos (y a la mente de las masas vienen enseguida las imágenes de un loco a todo trapo por una zona peatonal, o de un borrachuzo que no se tiene en pie y a duras penas se mantiene despierto sentado tras un volante); también son medios cuasiautomatizados en el trámite de obteción de pruebas (la fotito de los cojones o el «sople aquí» y ya estás jodido) y pueden comprobarse fácilmente la presencia de cualquiera de ambas infracciones en un atestado tras un accidente, mientras que otras que pudieran ser causa del trágico desenlace no dejan rastro, o no interesa investigarlas (somnolencia, cansancio, distracciónes que ha nombrado Lothar, deslumbramiento, un parabrisas sucio, y un largo etcétera) porque ello implicaría que la mayoría de conductores son unos irresponsables y eso es diplomáticamente impopular, sería un suicidio político perseguir todas las probables causas de un accidente. No, a la gente hay que darle un culpable para que lo linchen, no necesitan una solución. Mejor echar la culpa a los que corren y a los que beben. Y si con ello nos sacamos unos milloncejos, pues mira qué bien, oye.

    Es un tema que me gustaría tratar con mucha más extensión porque lo merece. Tratar de resumirlo aquí es imposible y me va a salir un batiburrillo de ideas del copón (véase lo acertado de la expresión). Pero para terminar de responder a Lothar antes de que esto se convierta en un ladrillo, le haré una última observación: deduzco, por tus argumentos, que el alcohol no es necesario, lo que lo hace evitable y, por lo tanto, debería ser perseguido hasta sus últimas consecuencias (a pesar de que en una respuesta anterior afirmas que se pueden beber de forma responsable un par de copas de vino). Un tanto contradictorio ese punto de vista, pero lo comprendo. Dices que los límites de velocidad son relativos y que la velocidad es inadecuada, nunca excesiva. Entre otras cosas porque tú puedes conducir un cochazo de la hostia y que tal cosa te autoriza a saltarte los límites legales sin que exista riesgo para los demás (o, más bien, con un riego aceptable). Bueno, pues da la casualidad de que yo tengo un hígado que ni una fábrica de paté, que aguanto muy bien la bebida y que los límites administrativos no van conmigo. Bueno, hay días que bebo menos, lo mismo que te pasa a ti con la velocidad cuando llevas el Touran en lugar del A4. Pero esos días duermo en el coche, o cojo un taxi. Dirás «es que no es lo mismo». Vamos, que no tengo ninguna necesidad de beber y conducir. Y yo te digo, ¡cierto! Bebo porque me sale de los cojones, al menos no tengo más necesidad en el beber que la que tú puedas tener de saltarte los límites de velocidad. No obstante afirmas que puedes saltarte los límites con responsabilidad y dependiendo de tus circunstancias sin tener en cuenta lo que los expertos que dictan los límites hayan dispuesto. ¿Por qué no puedo hacer yo lo mismo? Te recuerdo que la prueba de alcoholemia sólo determina la concentración de este tóxico en la sagre (o en aire espirado), no el grado de influencia. No necesariamente una persona está en peores condiciones con 0,5 gr/l que con 0,2 gr/l, aunque mucha gente cree que es así. Y desde luego desde la DGT no se molestarán en aclarar este punto, no consideran que la gente necesite saber estas cosas.

    Lothar, deduzco que tú no bebes. Probablemente tampoco fumas, lo que explica las soluciones que propones de tolerancia cero: a ti no te afectan ni te suponen ningún sacrificio tales prohibiciones. Si tenemos que empezar a prohibir todo aquello que otro considera innecesario, ya puedes ir preparándote. Y no te preocupes por la acritud, ya imagino que no la hay, hombre. Tampoco por mi parte, sólo me cabreo a lo Pérez-Reverte, pero en analfabeto.

    Álvaro, sigo sin noticias tuyas en el e-mail.

  14. @Fugitivo: No tienes noticias mias porque no he recibido ningun email tuyo.

  15. Es que no te he mandado nada, estoy esperando que me lo mandes tú. Así compruebo si tus correos no me llegan por algún problema de la configuración de mi cuenta.

  16. @Fugitivo: Pues te acabo de enviar uno.

Los comentarios son moderados. No se permitiran comentarios que no esten dentro de las normativa aplicada para comentarios.

Si es la primera vez que escribes te recomendamos que te leas las normativa para que tengas claro que se permite y que nó, aunque el resumen es claro, educación, respeto, buenos modos y sentido común. No es necesario que nos dejes tu nombre y apellidos, como mucho tu nombre o bien un álias. El email no se muestra publicamente, no es necesario tampoco que nos dejes un email real a no ser que esperes una respuesta por privado. Los datos que nos puedas dejar no se utilizan para nada mas que para que Wordpress muestre el comentario o bien para responder por privado si lo has solicitado.

Al comentar se instala una cookie a efectos de recordar al visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayuda

AntiRadares.Net tiene el honor de estar basado en WordPress versión 5.2.3 + tema Kippis
IP: 34.237.76.91 - Otra - No detectado - 181 peticiones - 4,3 segundos
Dedicado a ACP (1937-2014), siempre te quise y nunca te olvidaré. DEP

  Actualiza a Firefox aquí, acelera la web

Protegido por: WpLoginBots

WordPress theme: Kippis 1.15