Partes de accidentes: tipos, como rellenarlos

Algunos conductores tienen tan mala suerte que se les agotan los partes enseguida; otros, por el contrario, no han sufrido un siniestro en su vida y llevan en la guantera unas hojas “caducadas”. Tanto a unos como a otros les conviene llamar a su compañía y pedir que les envíen unos cuantos partes. Un simple toque telefónico bastará para que los reciban en su domicilio. Hay aseguradoras que tienen estos impresos en Internet, en formato Pdf, de manera que el usuario puede descargarse cuantos quiera. Siempre deben llevarse en la guantera, porque no se sabe cuándo van a ser necesarios; además, conviene tener más de uno, pues es fácil equivocarse al rellenarlos.

Autor: ElMejorSeguroDeCoche

Tipos de partes

Todas las compañías tienen modelos de parte con contrario y sin contrario. Obviamente, los primeros se utilizan uando en el accidente hay otros implicados además del asegurado. En este tipo de documento se pide detallar los datos del asegurado, los del conductor si es una persona distinta y los del vehículo. Habrá que consignar también los del asegurado contrario, los del conductor y los de su automóvil. En el caso de que haya más implicados, todos deben figurar. Se debe redactar una descripción de cómo ha ocurrido el siniestro, y hacer un dibujo o croquis del suceso, así como consignar los daños.

La redacción debe ser sencilla, concisa, casi telegráfica. Un buen truco es poner muchos puntos y seguido y puntos y aparte, no sólo porque son gratis, sino porque agilizan y clarifican lo que queremos explicar. Es importante que pensemos lo que vamos a decir antes de lanzarnos a utilizar el bolígrafo. Así nadie hará chistes a nuestra costa. Internet está lleno de perlas escritas por conductores afectados, como “El otro coche chocó con el mío sin previo aviso de sus intenciones”. No hay que empeñarse en que quede clara nuestra inocencia, porque las compañías y la policía saben valorar las causas. De ahí que una frase como esta que hemos encontrado “El peatón chocó contra mi coche y después se metió debajo”, se considere fuera de lugar. Tampoco tenemos que dar detalles que no nos han pedido, y menos si se prestan a una doble interpretación: “Llevaba cuarenta años conduciendo cuando me dormí al volante y tuve un accidente” (¡es real!).

Aunque a usted le parezca que el otro implicado ha tenido toda la culpa, no discuta cuando él le exprese su opinión completamente opuesta. No hace falta que se calle, pero sí que no llegue a mayores. Todos hemos leído en las páginas de sucesos cómo a un individuo le abrían la cabeza con una barra antirrobo por una discusión de tráfico. ¿Merece la pena? Creemos que no. Para eso pagamos un seguro. Si el otro dice que somos los responsables, podemos limitarnos a responder: “Yo no tengo la misma opinión, pero pasemos a tomar los datos y que eso lo decidan las compañías”. Es mejor que vuelva a casa, donde le esperan, a que haga valer sus razones a cualquier precio.

Este tipo de parte va firmado sólo por el asegurado. Debe presentarse en la compañía en un plazo máximo de una semana.

Yo solito

El parte de daños sin contrario es el que llevamos directamente al taller cuando “nos hemos encontrado el coche así” o cuando se pone por delante la típica columna de aparcamiento. Lo firma el asegurado e indica quién era el conductor. Se utiliza exclusivamente cuando no hay un contrario, ni lesiones, ni daños a terceros, y también en el caso de destrozar un bien público, como una señal de tráfico.

Ojo al poner la fecha del siniestro, porque el plazo para comunicar un accidente es sólo de una semana; así que no meta la pata.

Todos tan amigos

El tercer tipo es el Parte Europeo de Accidente, también llamado de “declaración amistosa”. Siempre que sea posible, conviene utilizar éste. Es verdad que a veces nos indigna que el contrario nos diga eso de “No le he visto” cuando en realidad debería decir “No he mirado”, pero después de todo para eso pagamos el seguro. No merece la pena ponerse a mayores. ¿Estamos bien? Pues como podía haber sido peor, templemos los ánimos. Si tiene que dar su brazo a torcer, hágalo; es mejor eso a que acaben retorciéndole el cuello.

Este parte lo facilitan prácticamente todas las aseguradoras y está homologado en la mayoría de los países de la Unión Europea. Es esencial que se redacte y se firme por ambos conductores en el lugar del accidente; de lo contrario, no sirve.

CONSEJOS PARA CUMPLIMENTAR EL PARTE AMISTOSO

¡Crash! Y ahora, apártese usted y su coche de la vía cuanto antes, como manda el Código de Circulación, saque su permiso de conducir y el recibo de su seguro y tómese su tiempo para rellenar el parte.

– Las compañías de ambos conductores deben estar adheridas al convenio para utilizar partes amistosos.
– Es importante que el parte esté correctamente cumplimentado y con total claridad. Si se equivoca, rómpalo y empiece otro.
– Se debe rellenar un solo parte para cada dos conductores, da igual quién lo aporte. Si hay más implicados, se cumplimentan tantos partes como sean necesarios.
– Consta de dos hojas autocopiativas, así que escriba con firmeza.
– Poner siempre la fecha y el lugar donde ha ocurrido el accidente.
– Escribir claramente los nombres, direcciones y teléfonos de ambos conductores.
– Dar los datos de los asegurados y de los conductores.
– Consignar los datos de los vehículos, marcas, modelos y matrículas.
– Poner los nombres de las compañías aseguradoras y números de pólizas.
– Si el accidente es con una persona extranjera, hay que pedirle su Carta Verde o su seguro internacional.
– Se puede rellenar un parte en otro idioma, porque los epígrafes van numerados con el fin de poder seguir la traducción en un parte español.
– Reflejar si hay heridos, aunque sea leves.
– Indicar si hay más implicados, animales o bienes dañados.
– Poner los datos de testigos, si los hay, teléfonos de localización, etc.
– Señalar claramente las partes afectadas en cada vehículo.
– No se esfuerce en dibujar un coche con realismo, pero sí en hacer un croquis claro indicando el sentido de la vía, el punto de choque, la posición de los vehículos…
– Poner un aspa en las casillas de circunstancias que se detallan en la parte central. No hay que señalarlas todas (hay un total de 17 para cada implicado), sino sólo las que más se aproximen a la realidad del vehículo A y del vehículo B.?
– Si tiene alguna observación que hacer, incluso si opina lo contrario al otro conductor, indíquelo. Ustedes tienen derecho a no estar de acuerdo y expresarlo (por escrito, no a golpe de bate de béisbol).
– Releer y firmar POR AMBOS CONDUCTORES.
– No modificar nada una vez firmado.
– Cada uno se queda con una copia y la entrega a su compañía en un plazo máximo de siete días.
– Si no puede seguir con su coche tras el accidente, llame a su aseguradora, cuyo teléfono gratuito (un 900, generalmente) ya habrá guardado en un lugar seguro para estas ocasiones, ¿no? Ellos le dirán qué debe hacer.
– El parte amistoso, cuando está correctamente cumplimentado, es muy ventajoso, ya que los acuerdos entre las aseguradoras permiten una gran agilidad en su tramitación. Por otra parte, no implica reconocimiento de responsabilidades, usted puede recurrir más adelante.

¿Y si el otro no firma?

Pregunte antes. Si el otro conductor no desea un amistoso, rellene un parte normal, de daños con contrario. Un parte amistoso no firmado por las dos partes no vale para nada.

Conviene llamar inmediatamente a la policía cuando el otro implicado se pone agresivo o parece borracho, si los daños materiales son muchos, si sospechamos que no tiene seguro y siempre que haya heridos, aunque sea leves. Los agentes redactarán un atestado, importante aunque no decisivo, para determinar en un juicio, si llegara el caso, de quién ha sido la responsabilidad.

¿Cómo dice que se llama?

No se trata de desconfiar, pero incluso aunque chocáramos con una monja carmelita, deberíamos ver su permiso de conducir o su DNI. Uno no tiene por qué fiarse de lo que le digan. Si vamos a rellenar un parte, mostremos nuestro carné los primeros y pidamos que el otro haga lo mismo. Saquemos también el recibo del seguro, donde viene el número del asegurado, y esperemos que el otro enseñe el suyo también.

Si el conductor contrario no colabora o se marcha, hay que tomar todos los datos posibles: la matrícula del coche, el color, el modelo… Y recurrir a todos los testigos que hayan presenciado el accidente para pedirles ayuda (y su número de teléfono) en caso de un futuro juicio. Habrá que dar parte a la compañía de seguros antes de siete días.

Cuando hay heridos

Llame al 112 y, si puede, pregunte el nombre, apellidos y teléfono de los implicados y testigos, o apunte la matrícula de los otros vehículos. Si no, ya se ocuparán los servicios de emergencia y policía.

Todo herido en accidente de trafico debe acudir a un centro de salud para que el médico expida un informe forense, necesario a la hora de reclamar una indemnización a la compañía de seguros.

World Community Grid Signature Ranking

Los comentarios son moderados. No se permitiran comentarios que no esten dentro de las normativa aplicada para comentarios.

Si es la primera vez que escribes te recomendamos que te leas las normativa para que tengas claro que se permite y que nó, aunque el resumen es claro, educación, respeto, buenos modos y sentido común. No es necesario que nos dejes tu nombre y apellidos, como mucho tu nombre o bien un álias. El email no se muestra publicamente, no es necesario tampoco que nos dejes un email real a no ser que esperes una respuesta por privado. Los datos que nos puedas dejar no se utilizan para nada mas que para que Wordpress muestre el comentario o bien para responder por privado si lo has solicitado.

Al comentar se instala una cookie a efectos de recordar al visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayuda

AntiRadares.Net tiene el honor de estar basado en WordPress versión 5.2.4 + tema Kippis
IP: 35.175.191.72 - Otra - No detectado - 182 peticiones - 5,4 segundos
Dedicado a ACP (1937-2014), siempre te quise y nunca te olvidaré. DEP

  Actualiza a Firefox aquí, acelera la web

Protegido por: WpLoginBots

WordPress theme: Kippis 1.15