El Protocolo PAS, o cómo puedes salvar vidas si presencias un accidente

Hoy quiero comentaros algunas pautas sobre qué hacer si nos encontramos con accidentes. De nuestra acción puede depender que se salven vidas. Es el llamado “Protocolo PAS: Proteger, Avisar, Socorrer. Son unos consejos que os doy basándome en mi experiencia en docenas de casos reales. Los servicios de emergencia de España, aunque alguno lo dude o piense que siempre es mejor lo ajeno y si es americano, la repera.

Son la élite de los servicios de emergencia a nivel mundial y con sus carencias o sus defectos, que los tienen, si he de tener un accidente de tráfico, ruego ser atendido por una unidad UVI españolita, con su médico y todo y no por una flamante macrofurgoneta 5.8 gasolina, llena de lucecitas de esas de las pelis, ocupada por un conductor que ha hecho un cursillo de primeros auxilios y un paramédico de bomberos (Que los hay muy buenos, ojito) Los he visto trabajar y me quedo con nuestros humildes 061, SAMUR, SUMMA, SACYL o lo que toque. Si hablamos de bomberos, pues lo mismo, los nuestros no son los madelman de New York, pero son mucho más eficaces y sobre todo más resolutivos y de las policías de tráfico, huelga hablar. La eficacia de los protocolos en regulación e instrucción de accidentes es brillante en comparación con cualquiera de nuestros vecinos. De momento España es de los pocos países que tiene una policía judicial de tráfico real. Como siempre me voy por las ramas, para el que tenga dudas, nuestros servicios de emergencia son buenos; muy buenos.

De salirme del tema, pendiente queda la comparativa entre el método español y de otros países. Decía que me gustaría aportar unas pequeñas indicaciones para no echarnos las manos a la cabeza ante un accidente que acabáramos de encontrar delante de nuestras narices y poder ser de utilidad, porque has de tener clara una cosa. En tus manos podría estar salvar una vida y nunca tendrás que enfrentarte a mayor responsabilidad que esa. Que no te pille desprevenido.

Hablo ni más ni menos que del famoso PAS: Proteger, Avisar, Socorrer. Los primeros instantes de un accidente son básicos y determinarán el resultado final de todas las actuaciones posteriores, así que veamos el protocolo P.A.S, la mayoría lo conocéis seguro, algo tan simple como Proteger, Avisar, Socorrer. Así que, con todos vosotros, el manual PAS para dummies. Interprétese bien. Como gente que no tiene preparación en la materia y no quiere leer un tratado técnico e infumable. A ver si lo consigo.

PROTEGER- Nos hemos encontrado un accidente grave ¿Cómo se que es grave? lo sabrás, descuida. la mayoría de la gente movida por la buena voluntad actúa normalmente mal, generando mayores perjuicios que los que intenta subsanar. Proteger es evitar mayores consecuencias. Valoremos la situación e intentemos no producir un obstáculo mayor del que el propio accidente ha creado.

Pondremos el vehículo de manera que no estorbe a la circulación, siempre en el sentido de la marcha, nunca cruzado. Con las luces de emergencia y lo más visible al resto de los conductores que podamos. Siempre si es posible fuera de la parte transitable de la calzada e incluso si existe una cuneta accesible o alguna zona en la que poder estacionar, dejaremos allí el vehículo. Nos pondremos el chaleco dentro del vehículo y saldremos con infinito cuidado, sacaremos los triángulos e intentaremos ponerlos lo más alejados posible del accidente, a distancia reglamentaria a ser posible, siempre antes de llegar al mismo y en el sentido de la circulación obviamente. Si el accidente se ha producido en curva o cambio de rasante, antes del comienzo del mismo y si la carretera es de doble sentido, en ambos carriles y sentidos. El triángulo no se pone pagado al coche, haz un poco de ejercicio y colócalos con la suficiente distancia, no hace falta que midas. Muchos accidentes producen otros tantos a posteriori en los que se ven involucradas las personas que estaban auxiliando, sobre todo por atropellos. No creamos que estamos perdiendo tiempo y que debemos ir corriendo a ver cómo están los heridos, esta tarea de señalizar el accidente es prioritaria. Si por un casual llevamos un giratorio ámbar de obra, porque trabajamos en ello o una linterna o cualquier cosa, la usaremos. Igualmente si llevamos más de un reflectante podemos incluso colocarlo en un ángulo del vehículo accidentado para intentar hacerlo algo más visible. Si necesitas hacer gestos a otros conductores para que reduzcan la velocidad puedes hacerlo pero siempre desde fuera de la calzada, ni se te pase por la imaginación colocarte en medio de un carril, se prudente.

Hoy en día todo el mundo lleva teléfono móvil, por eso mucha gente no para en los accidentes, tal vez alguien ya ha avisado y los servicios de emergencia llegan mientras nosotros estamos protegiendo, mejor que mejor. Nos habremos evitado mucha responsabilidad y habremos avanzado. Si no hemos sido testigos, nos limitaremos a marcharnos del lugar. IMPORTANTE ya que a partir de ese momento estorbamos y creamos un peligro innecesario.

AVISAR- Si lo anterior es importante, esto es el punto que va a determinar la diferencia entre la vida y la muerte de alguno de los heridos. Mucha gente confunde los términos. Hace un tiempo pude ver por la tele a una persona que auxilio un accidente y muy orgulloso de lo que había hecho (Nada) despotricaba a placer del 112 y los servicios de emergencia. Fue el claro ejemplo de cómo no se avisa de un accidente. Hablaba poseído de razón. Decía que al llamar al 112 éstos le preguntaban si era provincia de X o de Y. El señor decía que lo averiguaran ellos, que el no estaba para eso. Cuando llaman a las centrales de emergencia una mayoría de personas dicen -Hay un accidente en la carretera de Madrid- Cuando se les pregunta por detalles, unos gritan, otros dicen que vayan corriendo y no se rasquen la tripa, etc… Una carretera tiene doble sentido o calzadas desdobladas, incorporaciones, salidas, áreas, vías de servicio, atraviesa poblaciones, etc. No se puede enviar una UVI de la población A, cuando el accidente está, tal vez en la población B. No se puede decir que hay un accidente en la carretera de Madrid porque básicamente la carretera de Madrid tiene tropecientos kilómetros y en las salas del 112 no hay adivinos. Luego vienen las quejas por las demoras… Esto tan básico es olvidado la mayoría de veces por quien encuentra un accidente y es el principal problema a la hora de localizar un accidente y enviar los recursos necesarios.

Una información precisa salva vidas. En los servicios de emergencia cuando se recibe una llamada informando de un accidente siempre se preguntan los datos de carretera, kilómetro, población más cercana, teléfono de contacto (IMPORTANTÍSIMO) No, la chica del 112 no quiere una cita contigo, ya te gustaría, lo necesita por si existen dudas poder contactar con alguien que se encuentre en el accidente así que evita preguntar tú para qué quiere tu teléfono y cosas así. Responde sólo a lo que te pregunten a tí y no cuestiones nada. También van a preguntarte por el número de heridos y consideración de los mismos. (Si es que puedes precisar algo).

Hay gente que llama y dice -Estoy en un accidente, adiós. Luego se cabrean si las ambulancias tardan demasiado. Decir que en ocasiones se ha llegado a estar más de una hora buscando un accidente porque el informante no era capaz de aportar datos precisos o los que aportaba eran erróneos y una vez localizado, no era ni próximo al lugar indicado. Esto supone tener a una ambulancia dando paseos por la carretera y otras veces que se cree duplicidad en el envío de medios puesto que un informante da una localización y otro da otra bien distinta tratándose del mismo accidente y en la sala de emergencias se anoten como dos diferentes. No te vuelvas loco, no corras. Cerciórate de todos los datos y transmítelos con seguridad. (No corras y toma bien los datos no quiere decir que te sientes a escribir con letra gótica en un pergamino y luego recites un verso a la operadora del 112) Sé rápido y eficaz, si no puedes ser rápido, has de ser eficaz al menos. Si no vas a ser eficaz, la rapidez no va a servir de nada. En ese momento la vida de alguien depende de ti, no seas modorro. Estás colaborando en la tarea más importante que puede hacer una persona en su vida que es salvar la vida de otro.

Cuando avisamos a veces podemos no conocer el punto exacto donde nos encontramos. Lógicamente, no somos un Tom Tom, si no sabemos donde estamos intentaremos aportar referencias, no perdamos la paciencia, estamos ganando segundos valiosísimos. Miremos al rededor, -He encontrado un accidente (Grave, leve, etc) en (Carretera, tal kilómetro tal, sentido tal) Si no lo sabemos diremos -Salía de tal pueblo, he pasado por esta gasolinera, o restaurante, o población. O -Estoy delante de un cartel que pone tal cosa, o de una empresa que se llama…, o lo que sea. No nos pongamos histéricos. Si mientras tanto llegan los servicios de emergencia, procederemos como antes. Si hemos visto el accidente o tenemos información útil, lo haremos saber a los agentes de policía que lleguen al lugar, si no hemos sido testigos, nos limitaremos a marcharnos del lugar en silencio. Repito, nos marcharemos del lugar para no causar problemas y despejar la vía cuanto antes.

SOCORRER- Hecho lo anterior, nos acercaremos al vehículo accidentado, siempre con la máxima precaución y atención a la circulación. Nos armaremos de valor, pues hay quien no soporta la sangre u otros restos y le causan un estado de nerviosismo aparente y grave que supone que a posteriori haya que asistirle duplicando el problema. Sinceramente, si somos de los que no podemos soportar según que escenas, mejor será esperar sin acercarnos siquiera a los heridos. Pero…¡C… ! Se le echan webs y se acerca uno a los heridos para intentar auxiliarlos.

¡¡¡CUIDADO!!! LA BUENA VOLUNTAD Y LA IGNORANCIA MATAN. Nos abstendremos de hacer nada si no tenemos fijados unos mínimos conocimientos de primeros auxilios, los médicos y enfermeros no estudian la tira de años por deporte. Saben lo que hacen y aun así a veces se les complica la cosa de modo increíble.

No intentaremos mover a nadie, no intentaremos sacar a nadie del vehículo, no le daremos líquidos aunque lo pidan. Si podemos intentaremos tapar con una manta a los heridos teniendo en cuenta siempre no cubrir las heridas para que los tejidos no se adhieran y aplicaremos los muchos o pocos conocimientos que tengamos en primeros auxilios. Vigilad los torniquetes si se han practicado, curas básicas, etc. Al loro ningún valiente con hacer una traqueotomía que aprendió en la mili o en los boy scouts con algún muñeco de goma. Nos abstendremos de hacer ninguna maniobra de riesgo salvo que tengamos preciso conocimiento de lo que estamos ejecutando, en pocas palabras, si no eres médico o enfermero, quietecito. Si no tenemos mínimos conocimientos en socorrismo, medicina o enfermería, nos limitaremos a preguntar al herido por ejemplo, cómo se llama y si podemos, a permanecer a su lado o coger su mano, reconfortarlo y procurar que no se duerma. Aunque no lo creáis hay un hilo entre la vida y la muerte y hay que procurar que no se rompa. A veces el sentir que tienen contacto con alguien que los retiene aquí es suficiente. Siempre serán los médicos quienes tengan la primera y última palabra, lo que ellos digan va a misa, por eso nuevamente, cuando lleguen los servicios de emergencia, si no hemos sido testigos directos, nos limitaremos a marcharnos del lugar para dejar trabajar a los profesionales.

Si ya has protegido, avisado y socorrido y has actuado con diligencia, seguro que no va a hacer falta que leas lo que sigue, porque sabrás perfectamente cuando marcharte del lugar del accidente y continuar tu camino. Realmente has hecho una gran e importantísima contribución. Nadie reconocerá nunca tu mérito, pero lo tienes y serás otro de esos miles de héroes anónimos que cada día hacen pequeños actos cuyas consecuencias son inconmensurables. Muchas gracias.

2ª Parte, y no por ello menos importante.

Si eres de los que todo lo anterior te trae al fresco, de esos que meten la cabeza entre el gotero y el herido, de los que van pisando la manguera de presión de la cortadora hidráulica de los bomberos, de los que se ponen a explicarle al guardia de atestados cómo ha sido el accidente sin haberlo visto y sin distinguir una colisión frontal de un botijo. De esos a los que hay que repetir como medio millón de veces que se aparten porque la pluma va a levantar cuarenta toneladas y se quedan debajo mirando, entonces confirmado, esta segunda parte es para ti. Puedes leer a partir de aquí. Protocolo VATPC, o vete a tomar por …

Has de saber:

Que eres un cotilla, estorbas y eres un peligro, que seguramente si un día sufres un accidente, habrá otros como tú incordiando la buena marcha de la asistencia. Que la Guardia Civil o los Mossos, o quien sea menos tú, manda. Que si te dicen márchate, te marchas. No empieces a tocarlos. Todo el mundo está trabajando y tú molestas. Da igual si has llegado el primero o te acabas de incorporar a la fiesta. ¡Sobras! si no has sido testigo directo de los hechos y ser testigo no es llegar cuando ha ocurrido, sino ver cómo ocurre o tener datos de utilidad, lo mejor que puedes hacer es largarte y todos te daremos gracias en nombre de los heridos y de la sociedad.

Anota; La ambulancia se irá cuando el médico considere que se tiene que ir, cuando el herido está estabilizado y no antes. Absolutamente todo lo que en un accidente se hace va encaminado a salvar la vida de los heridos. El médico no es un hijo de… que se está comiendo el bocadillo dentro de la ambulancia y mientras el herido agoniza sin ir al hospital. Por favor, además de todo el tinglado que hay montado, no hagas el ridículo y empieces a gritar ni a querer pegar al médico, al bombero o al guardia porque crees que hay que evacuar al herido ya o porque hay que mover la grúa a la derecha. Si llevas una hora en la retención y te acercas a mirar y a preguntar qué pasa, no te ofendas si nadie te hace caso y alguien te dice que te vayas y no molestes, quédate en el coche. ¡Atención! Si resulta que estás parado y tu suegro está sufriendo un infarto dentro del coche, tienes una emergencia real, entonces no te quedes en el coche porque antes el guardia te dijera que no salieras del coche. No seas tan bobo de quedarte pasmado sin acercarte a pedir ayuda. No, no puedes cambiar de sitio la cinta de seguridad que pone Guardia civil. Si te han dicho que tu coche no cabe entre el camión volcado y el turismo aplastado, es que no cabe. No intentes pasar otra vez. No puedes empujar un trailer para apartarlo, no… entre cinco tampoco se puede. Oiga, no aproveche que no hay nadie dentro del coche patrulla o de una de las ambulancias para enseñarle a su hijo como son por dentro y tocar la sirena. Señora, ya sabemos que está usted en la retención hace mucho rato, pero no puede montar una tienda de campaña de playa del Decathlon en el arcén para que sus niñas jueguen…<!–[if !supportEmptyParas]–><!–[endif]–>

Lo dicho, PAS.
Basado en hechos reales.

Los comentarios son moderados. No se permitiran comentarios que no esten dentro de las normas establecidas para este blog. Si es la primera vez que escribes puedes leerte las normas en la seccion de presentacion de la pagina principal del blog. Habra que introducir un email real para poder enviar comentarios. El email no se muestra publicamente.

No se olvide de rellenar la operación matemática del anti-spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 8 = once

Ayuda

AntiRadares.Net tiene el honor de estar basado en WordPress versión 4.1 + tema Kippis - Tu IP es: 54.89.60.200 - 138 peticiones - 1,3 segundos.
Dedicado con mucho cariño a ACP (1937-2014), siempre te quise y nunca te olvidaré. DEP.

Use OpenDNS 
WordPress theme: Kippis 1.15