Contacto con un Tesla S

Hasta ahora había probado varios vehículos eléctricos, unos me habían gustado más, otros menos y ya estaba o creía estar acostumbrado a su poderosa entrega de par desde abajo y a su ausencia de sonido. Hace apenas unas horas y tras más de un mes de paciente espera me tocó llevarme el Tesla S que mi empresa tiene en pruebas.

Algo había leído para irme familiarizando con el vehículo y ya había visto algunas cosas cuando otros compañeros lo conducían, pero al darme la llave-tarjeta que en realidad tiene la forma de un Tesla en miniatura y acercarme a ese mastondonte de casi 5 metros me entró un cosquilleo de ansiedad, lo alucinante es que no hay que hacer nada, te acercas y salen unos tiradores de las puertas invitándote a entrar, me explicaron no se qué de que pulsando el techo del cohecito-llave lo abría y cerraba manualmente, apretando en el maletero de este cochecito se abría solo el maletero y se izaba (eso sí lo probé) y pulsando el capó del cochecito se abre el de verdad, pero hay que levantarlo manualmente y cerrarlo igualmente en modo manual por seguridad, una virguería esta llave-cochecito tarjeta o como queramos llamarlo.

Una vez dentro se ve que las medidas exteriores hacen justicia a su interior, asientos que parecen ser de cuero sintético con ajustes eléctricos desde la gigantesca pantalla que preside el centro del salpicadero, me atrevo a decir que por lo menos es de 15 pulgadas y seguro que me quedo corto, todo se controla desde aquí, la radio, la configuración del precioso cuadro pantalla que hay frente a mí y que me indica la carga, la velocidad, la regeneración, etc, etc, no me ha dado tiempo a jugar mucho con él pero entretiene un rato ya que sin olerlo de repente estaba abriendo una de las dos partes en las que se divide el techo solar sin habérmelo propuesto.

Y ha llegado el momento de arrancarlo según me habían dicho que lo hiciera pues tan solo con pisar el pedal del freno todo cobra vida, me fijo en que las palancas de los extremos del volante son un calco de las que muchos modelos de Mercedes Benz utilizan, con la de mi derecha pongo la marcha adelante piso levemente el acelerador y la bestia se pone en marcha, un prodigio de suavidad y de silencio que llega a extrañar, bajo el volúmen de la radio, incluso la quito y sigo sin oir tan siquiera el ruido de rodadura de los neumáticos mientras abandono las instalaciones de mi empresa, afortunadamente no he de callejear mucho para acceder desde allí a la M30 pues el bicho impone con sus 5 metros de longitud y a pesar de estar habituado a conducir un Espace el Tesla al ser más baja su postura de conducción le hace parecer aún más enorme.

Llego a la M30 como un silencioso fantasma apenas a 20 por hora y en la incorporación piso a fondo, increíble, he tenido un Copa preparado con el que corrí la Copa Renault, he tenido la fortuna de conducir un Corvette, un Firebird, no hay color, eran carros de polos comparados con la entrega de par de esta bestia, sé lo que es la aceleración y os aseguro que ni en cinco segundos estaba a 100 por hora, sin chirridos, sin estridencias, majestuosamente; levanto para no dar el numerito y ¡sorpresa! entra en modo recuperación de energía y parece como si en vez de levantar estuviese tocando el freno, luego me he enterado de que el compañero que se lo llevó ayer tenía esta función al máximo, también programable desde la pantalla como no podía ser de otra forma.

El coche se sujeta y ya me habían explicado que lleva suspensión activa por lo que no me sorprendo de su suavidad y apenas inclinación aunque fuerce en apoyo, no es un Kart, pero tampoco un hierro de dos toneladas como aparenta cuando no has montado en él, es supercómodo, se lo traga todo sin rechistar.

Llego a casa y a ver dónde meto el mamotreto con mis plazas de garaje ocupadas así que a buscar hueco donde he podido y nueva sorpresa pues cada vez que he tenido que meter con la palanca derecha la marcha atrás se ponía en servicio una cámara trasera con visión en la pantalla a todo color que me indicaba al milímetro por dónde entraba o no ¡una virguería!

Y vuelta al trabajo tras la comida y unos minutos de descanso, ya más habituado al vehículo disfrutando cada uno de los apenas 7 Km que separan mi hogar de mi centro de trabajo lo cual es una suerte y un lujo en esta ciudad de locos, pero que hoy no me hubiese imprtado que hubieran sido 50 Km.

Cuando me estaba relamiendo pensando en que volvería a casa con él y esta tarde le haría perrerías me han comunicado que el «dire» necesitaba el juguete y que tenía que dejarlo para mejor ocasión.

En fin, al menos he tenido la fortuna de conducir y disfrutar un vehículo que muchos de los que me estáis leyendo tan solo váis a ver en revistas del motor así que el que no se consuela es porque no quiere, eso que me he llevado y por supuesto ya estoy apuntado de nuevo para llevármelo otra vez cuando lo prueben el resto de mis compañeros que aún no lo han catado.

Y ahora la reflexión ¿si tuviera 120.000 euros para gastar en un vehículo compraría un Tesla S ? pues no digo ni que sí ni que no pues sí que me ha gustado y no tiene nada que ver con los coches a pilas que he conducido hasta ahora, pero un Porsche es un Porsche y seguro que más barato pues un simple Caymán me haría feliz, pero son cosas diferentes, lo mejor uno de cada, ya puestos a soñar soñemos que aún es gratis.

World Community Grid Signature Ranking

2 comentarios en “Contacto con un Tesla S

  1. Me encantó, ojalá tuviese la oportunidad de probar uno como ese.
    I LOVE TESLA. 😉

  2. Ahora se les ha ido la moda en mi empresa por los eléctricos y les han entrado por vena los gasolina/GNC, tenemos un Audi A4 Avant g-tron al que le hice unos Km unas semanas atrás y va muy bien, de hecho siempre que tenga gas en el depósito utiliza éste y pasa a gasolina tan solo cuando lo agota, no se nota en absoluto en modo gas diferencia alguna con el modo gasolina y me han comentado los que lo han vivido que cuando el gas se agota y entra la gasolina ni te enteras, tan solo por un testigo del cuadro te das cuenta, lo que sí que se nota es el precio del GNC, con ese combustible te salen los 100 Km a 3,8 € que es lo que están controlando los compañeros del departamento correspondiente de I+D y con el depósito de gas en condiciones reales tienes para sobrepasar los 400 Km, luego con la gasolina te haces casi 700 más.

    ¿El futuro el GNC en vez del vehículo «a pilas»? ya veremos, todo depende de la red de suministro, lo que está claro es que el Tesla necesita horas para «llenar» a tope sin el cargador de 100 Kw/h que es una burrada y este A4 en cinco minutos tiene a tope el depósito de gasolina y el del metano.

    Y otro factor : el precio, este A4 a tope de equipamiento y sin ayudas oficiales que también las tiene se pone en 45.000 €, el Tesla con el equipamiento que llevaba en 122.000, un poquito caro el ser «verde» ¿no?

Los comentarios son moderados. No se permitiran comentarios que no esten dentro de las normativa aplicada para comentarios.

Si es la primera vez que escribes te recomendamos que te leas las normativa para que tengas claro que se permite y que nó, aunque el resumen es claro, educación, respeto, buenos modos y sentido común. No es necesario que nos dejes tu nombre y apellidos, como mucho tu nombre o bien un álias. El email no se muestra publicamente, no es necesario tampoco que nos dejes un email real a no ser que esperes una respuesta por privado. Los datos que nos puedas dejar no se utilizan para nada mas que para que Wordpress muestre el comentario o bien para responder por privado si lo has solicitado.

Al comentar se instala una cookie a efectos de recordar al visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayuda

AntiRadares.Net tiene el honor de estar basado en WordPress versión 5.2.3 + tema Kippis
IP: 34.204.173.45 - Otra - No detectado - 181 peticiones - 3,1 segundos
Dedicado a ACP (1937-2014), siempre te quise y nunca te olvidaré. DEP

  Actualiza a Firefox aquí, acelera la web

Protegido por: WpLoginBots

WordPress theme: Kippis 1.15