Los examinadores de tráfico, ni comen ni dejan comer

La sociedad y las autoescuelas necesitan más exámenes de conducir y la propia administración también. El colectivo de examinadores sabe de sobra como “hacer daño” con sus propuestas reivindicativas en la época del año con mayor número de aspirantes a permisos de conducir.

De todo ello se hacen oídos los principales medios de comunicación. A día de hoy ya es un hecho que si mal está el sector de la formación vial peor pinta en un futuro cercano debido a la escasa formación que obtienen los aspirantes a dichos permisos.

No solo podemos achacar la mala formación a un peor “profesional” , sino que gran parte de culpa la tiene la propia administración.

La Administración jura que el servicio de exámenes de la DGT fue, es y será por siempre de gestión pública. Pero el que da, es cada día que pasa más insuficiente, por culpa de la escasez de examinadores.

El colectivo de examinadores hace uso del derecho que tiene a la huelga, sin llegar a pensar en el gran perjuicio económico que se le está ocasionando tanto a las escuelas particulares de conductores como al propio aspirante a un permiso de conducir. A este último se le suma el daño formativo que recibe puesto al no tener opción a evaluarse paralizan sus clases teórico/prácticas, error que les conlleva a un mal proceso de aprendizaje.

La gran mayoría de los que nos dedicamos a la formación vial pensamos que pueden existir otras formas o procedimientos para luchar por sus derechos, pero desgraciadamente no de la manera que lo están efectuando.

Author: José
Reseña del autor José.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *