35 años de la puesta en marcha de las Unidades de Tráfico de la Ertzaintza

Hoy se cumple el trigésimo quinto aniversario de la presencia de la Ertzaintza en las carreteras vascas. El 14 de febrero de 1983 comenzaban su labor profesional los primeros agentes de la Unidad Territorial de Tráfico de Bizkaia, que eran seguidos poco después por sus homólogos de Gipuzkoa y de Araba. Las competencias de gestión y regulación del tráfico eran, junto con la custodia de las sedes institucionales – tanto autonómicas como forales -, las primeras funciones de seguridad de las que se hacía cargo la recién renacida Ertzaintza.

Pocos años antes, una vez acabada la etapa franquista y restaurada la democracia, se había aprobado el Estatuto de Gernika, con la consiguiente restauración del Gobierno vasco y la creación, dentro de él, del Departamento de Interior. En 1980, el nuevo Ejecutivo autonómico, retomando el espíritu de la Ertzaña del treinta y seis, creaba la Policía Autónoma del País Vasco, la Ertzaintza, en cuyo seno se incluían los Mikeletes de Bizkaia y Gipuzkoa y los Miñones de Araba. De la conjunción de estas instituciones y de los Cuerpos Locales de Policía surgía la actual Policía Vasca.

Entre las primeras Unidades en crearse dentro de la Ertzaintza estaban las tres Territoriales de Tráfico, correspondientes a cada uno de los territorios históricos. Desde el comienzo, su presencia en las principales vías de comunicación permitió que la ciudadanía visualizara el relevo de las FCSE por la Ertzaintza, una sustitución que en lo que se refiere al resto de las competencias (seguridad ciudadana, investigación criminal, orden público, etc.) se iría materializando progresivamente a medida que se abrían nuevas comisarías de la Ertzaintza, hasta culminar con la llegada a Vitoria-Gasteiz, en septiembre de 1.995.

Las Unidades Territoriales de Tráfico en la actualidad

Desde su nacimiento, las Unidades Territoriales han centrado su labor de vigilancia y regulación del tráfico en las carreteras principales (autopistas, autovías y carreteras nacionales), siendo el resto de las vías interurbanas y urbanas competencia de las comisarías o de las policías locales. A modo de ejemplo del volumen de su actuación, el pasado año 2017, las Unidades atendieron un total de 5.335 accidentes, lo que supone el 44 % de los que tuvieron lugar en el conjunto de la Comunidad.

De los actuales ocho mil agentes, hombres y mujeres, que integran la plantilla oficial de la Ertzaintza, algo más de quinientos corresponden a las tres Unidades de Tráfico. Dentro de ellas, el reparto de agentes por territorio no se corresponde con la población sino con otros factores, como el número de kilómetros de vías principales a cubrir o la densidad del tráfico que circula por cada territorio, incluidos los vehículos pesados y el transporte internacional. Así, el 42% del personal de las Unidades está destinado en Gipuzkoa, el 34% en Bizkaia y el 24% en Araba.

Además de vigilar la seguridad de la circulación rodada y de atender los accidentes que se registran en las grandes vías, las y los agentes de las Unidades realizan a lo largo del año innumerables cometidos, tales como controles de velocidad, alcoholemia y drogas, uso del cinturón de seguridad o del casco, supervisión de los tacógrafos en los vehículos pesados, acompañamientos de transportes especiales, vigilancia de pruebas deportivas, instrucción de diligencias por delitos contra la seguridad vial, etc.

Fuente: Ertzaintza.Net

Author: Trafikoa
La Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco es el órgano encargado de elaborar y gestionar las políticas de seguridad vial en la Comunidad Autónoma del País Vasco. La Ertzaintza es la policía autonómica del País Vasco, comunidad autónoma española. Fue creada en 1982 con Carlos Garaikoetxea como lendakari, en desarrollo del Estatuto de Guernica. Es heredera de la Ertzaña constituida por el Gobierno Provisional del País Vasco durante la Guerra Civil Española en desarrollo del Estatuto de Autonomía de la Segunda República. Es una de las cuatro fuerzas y cuerpos de seguridad españoles de carácter autonómico, junto a los Mozos de Escuadra catalanes, la Policía Foral de Navarra y la Policía Canaria. Se denomina ertzaina (‘cuidador del pueblo’) a cada uno de los 8000 agentes del cuerpo y ertzain-etxea (‘casa de ertzainas’) a las comisarías. La policía vasca tiene su base central en Erandio y dispone de 25 comisarías repartidas en las distintas comarcas del País Vasco, así como distintas oficinas de atención al público como la del Aeropuerto de Bilbao (en Lujua, Vizcaya) y las del centro de las capitales. Otras bases importantes son las de Iurreta, Arcaute (Vitoria), que es también la academia donde se forman los policías vascos, y Berroci. Actualmente, la Ertzaintza tiene la consideración de «policía integral» del País Vasco. Es titular de todas las competencias en materia de orden público, seguridad ciudadana, tráfico y juego y espectáculos de la autonomía. También ejerce labores de lucha antiterrorista, investigación y policía judicial. El cuerpo depende del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *