Tus obligaciones en un control de alcoholémia

No sólo disfrutas de unos derechos, también debes cumplir con una serie de obligaciones en un control de alcoholemia. Incumplirlas puede complicarte la vida más de lo debido y no es la mejor de las pruebas en una alegación. Te descubrimos cuáles son tus deberes en estos supuestos.

Además de disfrutar de una serie de derechos, en un control de alcoholemia tienes obligaciones que debes cumplir. Tu correcto comportamiento es primordial, de igual manera, a la hora de recurrir una sanción derivada de un positivo en alcohol o estupefacientes.

¿Quién debe someterse a un control de alcoholemia o drogas?

Todos los usuarios de la vía, incluso un peatón, tiene la obligación de someterse a un control de alcoholemia o de sustancias estupefacientes. La Ley lo dice muy claro: cualquier conductor de vehículo de motor o bicicleta, así como usuarios de la vía implicados en un accidente (incluidos los peatones), conductores con síntomas y conductores denunciados.

Negarse a realizar ambas pruebas, mostrando síntomas claros de embriaguez, está tipificado por ley como un delito contra la seguridad del tráfico, lo que supone: penas de prisión de 6 a 12 meses, multas de hasta 144.000 euros, trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, retirada del carné entre uno y cuatro años.

Asimismo, la negativa a someterse a la prueba de alcoholemia o de sustancias estupefacientes implica la inmovilización del vehículo. En el caso extremo de que el coche deba ser trasladado al depósito municipal, los gastos derivados del transporte (grúa) y estancia (depósito) serán abonados por el conductor sancionado.

Si se requiere, estás obligado a repetir la prueba
En este tipo de controles, aunque el resultado no sea positivo, los conductores deben repetir la prueba si los agentes lo solicitan. El motivo son los llamados ‘falsos negativos’: debido a un fallo de funcionamiento, el etilómetro puede mostrar un resultado que no se ajusta a los síntomas que presenta la persona sometida al análisis.

No sería la primera vez que un agente detiene a alguien con síntomas de embriaguez pero que, al ‘soplar’, muestra una cantidad menor a los límites establecidos. En consecuencia, en caso de que el oficial requiera una segunda prueba, estás obligado a realizarla. Negarse a ello supone infringir la ley como si se tratase del primer análisis.

De igual manera, en caso de que los agentes no estén conformes con el resultado de la segunda prueba, pueden exigirte un análisis clínico a modo de contraste. Si el médico concluye que la cantidad de alcohol es superior a los límites señalados legalmente, deberás asumir los costes de laboratorio, si no, lo hará la Jefatura de Tráfico correspondiente.

¿Cuándo se considera delito penal y cuando falta administrativa?
Aunque en el caso del alcohol, la ley estipula 0,60 como el límite que pasa a considerar la infracción falta administrativa o delito penal, la realidad es que el agente puede determinar la tipología de la misma.

Es decir, en caso de mostrar síntomas evidentes de ebriedad, o de estar bajo los efectos de las drogas, la infracción puede ser considerada un delito contra la seguridad del tráfico.

Si los agentes detectan una conducta anormal en el conductor, si éste ha sido denunciado por otros automovilistas o si ha participado en un accidente, aún no superando la tasa de 0,60, pueden solicitar su comparencia en un juzgado. Por ejemplo, a una persona que se niegue a someterse a la prueba de alcoholemia –lo que impide determinar la cantidad de alcohol que contiene en el organismo- y cuya actuación demuestre que va claramente bebido se le pueden imputar dos delitos: negarse a realizar el análisis y conducir ebrio poniendo en peligro al resto de usuarios.

Siempre se considerará falta administrativa muy grave cuando el conductor sea sometido a un control preventivo rutinario y de positivo, pero sin mostrar síntomas de estar ebrio y sin que supere los 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

De igual manera, en el caso de las drogas, al no existir una prueba que mida cuantitativamente su ingesta, son los síntomas los que determinan si es delito penal o falta administrativa. Si se detecta una conducta indiscutible de su consumo, sería delito penal, pero si se revela por un control rutinario y sin síntomas, sería una falta administrativa.

Desde Autopista.es te recordamos que lo ideal es coger el coche sin una gota de alcohol en tu sangre. No olvides que unas 1.500 personas mueren al año y 50.000 resultan heridas en accidentes de tráfico relacionados con el consumo de alcohol, y el 10 por ciento de los siniestros más graves están provocados por el consumo de drogas ilegales.

Fuente: Motor Terra

World Community Grid Signature Ranking

4 comentarios en “Tus obligaciones en un control de alcoholémia

  1. ¿Cuantos muertos menos habría en las carreteras si todo el mundo se pusiese el cinturón, no bebiera, mirara por los espejos, señalizara sus maniobras, tuviera precaución, no fueran haciendo eses hablando con el móvil, etc? efectivamente, un montón menos… entonces ¿por qué seguimos empecinados en los radares en las rectas de las autopistas?

    Muestra feaciente de lo que importa y lo que no.

  2. Recordar a los lectores que los límites aquí se están expresando el mg de alcohol por litro de aire expirado, y no gramos de alcohol por litro de sangre. De manera que una sanción por penal se establece en superar en 2,5 veces el límite permitido para la conducción de turismos en no noveles (0,25 mg/l de aire expirado).

    Pero lo mejor es 0,0, aunque se obtenga tomando mostos o cervezas «sin» que saben a matarratas…

  3. Y los derechos? porke no me haria mucha gracia por ejemplo ir a un examen en la uni y ke me pare un policia e haga soplar 2 veces me inmovilice el vehiculo me llebe a un hospital me saque sangre espere a los resultados me haga pagar el analisis en el hospital vuelva al coche y llege tarde por la tonteria de ke el policia creia ke estaba borracho 🙄

  4. Yo estoy de acuerdo con los controles de alcoholemia y sus sanciones, cuando uno bebe y conduce ya sabe a lo que se expone y uno sabe o es consciente de que no va bien .Pero un exceso de velocidad de tan solo 20 km lo castiguen tanto, no. Solamente tendríamos que hacer la comparativa de personas denunciadas por positivos de alcoholemia y por pasarse de la velocidad establecida y veremos que hay muchisimas personas que por un descuido en la velocidad son sancionados y sin embargo son muchisimos menos peligrosos que los conductores que conducen ebrios aunque no pasen de 40. El alcohol y el volante no se deben mezclar,es un cóctel peligroso.

Los comentarios son moderados. No se permitiran comentarios que no esten dentro de la normativa de comentarios.

Como resumen general no se permite offtopic, spam, malos modos, mentiras, troleos, difamaciones o faltas de respeto.

Si es la primera vez que escribes te recomendamos que te leas las normativa para que tengas claro que se permite y que nó, aunque el resumen es claro, educación, respeto, buenos modos y sentido común. No es necesario que nos dejes tu nombre y apellidos, como mucho tu nombre o bien un álias. El email no se muestra publicamente, no es necesario tampoco que nos dejes un email real a no ser que esperes una respuesta por privado. Los datos que nos puedas dejar no se utilizan para nada mas que para que Wordpress muestre el comentario o bien para responder por privado si lo has solicitado.

Al comentar se instala una cookie a efectos de recordar al visitante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ayuda

AntiRadares.Net (2006-2022), tiene el honor de estar basado en WordPress
Pagina generada con 143 peticiones en 1,9 segundos
Dedicado a ACP (1937-2014), siempre te quise y nunca te olvidaré. DEP

Web basada en WordPress   Web soportada por PHP7   Web alojada en DirectNic   Certificado SSL por Comodo   Portalvasco.com soporta IPv6