Multa por andar por una calle peatonal

Digna del mejor guión para una inocentada o una cámara oculta, la historia de Pepi Márquez ha terminado como nunca pensó que pudiese acabar: con una multa por infracción grave del reglamento general de circulación y una propuesta de retirada de cuatro puntos del carné de conducir. ¿Su infracción? No atender la señalización de un agente de la Policía Local cuando caminaba por la Carrera Espinel, la principal calle peatonal con la que cuenta la ciudad del Tajo pero que es cruzada por varios puntos por calles adyacentes con circulación.

Ella misma pensó que se trataba de una inocentada al producirse los hechos el pasado 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, cuando al pasar por el cruce con calle Naranja fue requerida por un agente que estaba regulando el paso y le pedió su documento nacional de identidad. “Nadie se creía lo que me había pasado y todos me decían que eso era una inocentada para asustarme”, explica Pepi. Ni ella misma daba crédito a que la estaban denunciando por lo ocurrido hasta que una amiga se acercó y le preguntó al agente qué ocurría. La respuesta fue clara: le estaba poniendo una denuncia.

Ahora, casi cuatro meses después de los hechos, la denunciada sigue sin dar crédito a la notificación oficial reciba y a los hechos que la motivaron. “Cuando llegué al cruce miré para ver si venían coches y como todavía estaba lejos pues decidí cruzar, porque llevaba prisa”, explicaba en el mismo lugar donde sucedió todo. En cuanto al agente, asegura que en un primer momento no se percató de su presencia porque había bastante gente parada a la que rodeó, y luego pensó que estaba parando a los coches para que pasasen los peatones sin peligro. Su sorpresa fue mayúscula cuando fue requerida para ser identificada. Además, asegura que en cruce siguiente, mientras esperaba la orden de otro agente para continuar la marcha, otra mujer hizo la misma operación de pasar sin que nadie la requiriese para ser multada. Incluso, se lamenta de que mientras le redactaban la denuncia un perro realizó defecaciones en la calle sin que tampoco fuese sancionado su dueño. “Me sentía indignada por lo que estaba ocurriendo”, dice Pepi, que considera que el celo de los agentes para hacer cumplir la ley debe ser el mismo en todos los casos.

Incluso resulta curiosa la redacción de la denuncia, donde en los apartados destinados a la identificación del tipo del vehículo aparece reseñado como “peatón”, al tiempo que se indica que es “sin marca modelo” y que “carece” de matrícula. Sin embargo, donde la afectada no encuentra ningún tipo de gracia es el apartado que considera lo ocurrido como grave, lo que conlleva aparejada una sanción de 120 euros y los 4 puntos del carné de conducir.

Afortunadamente para ella, si finalmente pierde los cuatro puntos, no será un grave problema y es que asegura que lleva “bastantes años” sin conducir, por lo que no le supondrá una grave contratiempo, aunque ha querido dejar constancia de lo sucedido para que todo el mundo sepa hasta qué extremo se está aplicando el reglamento en la ciudad.

Fuente: Diario de Sevilla

Comentario de AntiRadares Blog

La voracidad recaudadora a la que están llegando los ayuntamientos es impresionante y podemos verlo en ejemplos como este. Esperemos que la señora llegue hasta donde haga falta para que alguien ponga en su sitio a todos estos ayuntamientos cuya capacidad recaudadora cada vez mas llega a límites insospechados. Si no les llega para llegar a fin de mes que empiezen por recortar gastos de donde sea pero que dejen de una vez por todas de oprimir y expoliar al pueblo.

Autor: Otros

2 ideas en “Multa por andar por una calle peatonal

  1. Me parece que la noticia está equivocada, si no conduce un vehículo que necesite permiso no le pueden retirar los puntos, de hecha creo que habéis puesto noticias en donde los sancionados en estos casos recurren y no les pueden quitar los puntos.
    Confirmadlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *