Inspección de carreteras de la AEC: La seguridad, comprometida

La Asociación Española de la Carretera (AEC) ha realizado una auditoría con el objetivo de conocer el estado de la pavimentación y del equipamiento de las carreteras, así como de determinar la inversión mínima necesaria para alcanzar niveles de servicio adecuados, que muestra la peor situación de toda la serie del estudio, que arranca en el año 1985.

“Tan sólo un golpe de timón en los Presupuestos 2015 evitaría la debacle del patrimonio viario”, asegura el Presidente de la Asociación Española de la Carretera (AEC), Juan Francisco Lazcano, para quien la solución de urgencia a la situación que muestran los datos del Informe de la AEC “pasa por implementar un Plan PIVE para las carreteras españolas, sin menoscabo de arbitrar un sistema que permita consolidar una asignación presupuestaria anual al mantenimiento de la red”.

En términos generales y de acuerdo con las conclusiones del estudio, actualmente las carreteras españolas se encuentran en un estado de conservación “deficiente”, rozando ya el “muy deficiente”. Darle la vuelta a esta situación requiere una inversión mínima de 6.200 millones de euros, cantidad en la que la AEC cifra el déficit que acumula el mantenimiento del conjunto de las infraestructuras viarias del país.

Reponer 333.000 señales

Con una calificación media de 4,6 y 4,1 respectivamente, la señalización vertical en las carreteras del Estado y en las Autonómicas obtiene una puntuación por debajo del aprobado. Con ello se consolida la calificación de “deficiente” que este tipo de señalización viene arrastrando desde los primeros años de la década de 2000.

En la red estatal, alrededor de 83.000 señales superan la edad de siete años (período de garantía otorgado por los fabricantes para las láminas retrorreflectantes), lo que se traduce en que, si bien durante el día la señal se muestra en un estado de conservación adecuado, por la noche su visibilidad no está garantizada, al haber caducado el material retrorreflectante. En la Red Autonómica, sería necesario renovar unas 247.000 señales, lo que representa un inversión de 52 millones de € (27 millones para las vías del Estado).

En cuanto a la señalización horizontal, según el estudio es necesario repintar 52.000 km de marcas viales (28 de cada 100 kilómetros de carreteras estatalesl, y de 49 de cada 100 kilómetros en las autonómicas), lo que requiere una inversión global de 103 millones de € (14 y 89 millones en cada una de las respectivas redes).

Suspenso a las barreras metálicas

El estudio concede un suspenso a su estado (28 de cada 100 kilómetros de carreteras en la red estatal, y de 49 de cada 100 kilómetros en la Autonómica, lo que requiere una inversión global de 103 millones de €.

Aunque tradicionalmente el balizamiento ha presentado una posición más saludable (las notas rondaban el 8), el presente estudio atribuye calificaciones más modestas.

Por otro lado, el 82% de las luminarias en funcionamiento registran rangos inadecuados de iluminancia, casi un 40% más que en 2012

Qué se ha estudiado

– 3.000 tramos de 100 metros
– 3 millones de m2 de pavimento
– 3.000 señales verticales de «código»
– 900 km de marcas viales
– 175 km de barreras metálicas
– 25.000 elementos de balizamiento

Autor: Otros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *