Demoledores datos de siniestralidad laboral hasta julio

Desde USO lamentamos los datos que la encuesta de siniestralidad laboral trae con respeto al periodo enero-julio: aumentan los accidentes de trabajo un 14,4 % y 475 trabajadores han perdido la vida. Estos datos no hacen más que constatar la terrible tendencia del aumento de los accidentes de trabajo en nuestro país.

Pese a que desde el Gobierno se han impulsado medidas en los últimos meses para la mejora de la calidad del empleo, parece que esas medidas no llegan a la seguridad y salud laboral. Con respecto al mismo periodo de 2021, los accidentes de trabajo han aumentado un 14,4 %, o lo que es lo mismo, en 45.735 accidentes más.

Aumentan los accidentes de trabajo tanto en jornada, como in itinere, así como en personas asalariadas y por cuenta propia. Pero lo llamativo quizás es el aumento del 33,5 % de los accidentes de trabajo entre las mujeres.

475 trabajadores muertos

Por desgracia, acudir al trabajo o estar trabajando ha costado la vida a 475 personas trabajadoras en lo que llevamos de año, 69 más que en el mismo periodo de 2021. No se puede consentir que el trabajo siga costando la vida a cientos de personas al año. Empresas y administraciones, junto a sindicatos y otros organismos, nos debemos poner en marcha, con medidas realistas, para que el trabajo no le cueste la vida a nadie.

El trabajo no puede costar la vida a ningún trabajador, pero tampoco les debe costar la salud. El aumento de los accidentes, tanto leves como mortales en lo que llevamos de año, pone de manifiesto la ausencia de medidas para la protección de los mismos. Tal y como dijimos en nuestra campaña con motivo del Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, “La prevención no es una broma”, las empresas e instituciones no pueden seguir alegando, entre otras cosas, que invertir en prevención es un coste elevado ya que, cuando hablamos de prevención, no se debe poner sobre la mesa el coste de materiales, sino el coste de salud y de vida.

Si bien es cierto que, en comparación con junio de este mismo año, se han registrado menos accidentes de trabajo con baja, vemos en contraposición que los accidentes mortales han aumentado, aunque está por debajo del peor mes de lo que llevamos de año, febrero.

Una vez más, no centramos nuestro análisis en los datos netos de siniestralidad laboral, donde Cataluña es la comunidad autónoma que más accidentes registra, sino en el índice de incidencia de los accidentes con baja. La media nacional se sitúa en 236,4 y tan solo cinco comunidades autónomas (Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Madrid) y las dos ciudades autónomas tienen un índice de incidencia por debajo de esa media. Es la Comunidad de Madrid, la región con el índice de incidencia más bajo (188,5), frente a Cantabria que, con un 400,8, es la comunidad autónoma con mayor índice de incidencia.

Por todo ello, desde USO volvemos a reclamar más y mejores planes de prevención en las empresas, así como que las administraciones públicas se involucren para frenar esta lacra. Reivindicamos una vez más, la importancia del delegado de prevención en los centros de trabajo como una pieza clave para prevenir cualquier tipo de accidentes e instamos, una vez más, a que se habilite un registro estatal de delegados de prevención para conocer el volumen total de empresas que cuentan con dicha figura.

Author: USO
La Unión Sindical Obrera (USO), es el único sindicato independiente con implantación en todas las comunidades autónomas y sectores profesionales. Su independencia de los partidos políticos, del Gobierno, del mundo empresarial, se corresponde con el respeto al pluralismo político, ideológico o religioso de nuestros afiliados y afiliadas asi como en la autofinanciación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *