Tráfico ensaya adelantar las motos en la zona de espera de los semáforos para frenar los siniestros

Tráfico probará en dos cruces del centro adelantar la espera de motocicletas y ciclomotores en los semáforos. La intención es que ocupen las primeras posiciones y arranquen antes que los automóviles para reducir los accidentes. Vigo se sumará en las próximas semanas a esta novedosa iniciativa, común en muchas capitales europeas, pero inédita en España hasta el año 2008. Tras demostrarse la eficacia del modelo en Barcelona y Madrid, el gobierno local modificará este mismo mes la intersección de la Avenida de Madrid con Plaza de España y el último tramo de la Avenida de Castrelos antes de acceder a Plaza de América para habilitar los espacios restringidos para vehículos de dos ruedas.

Se trata de un rectángulo de entre dos y cuatro metros de ancho acotado por líneas amarillas en sus extremos y con la silueta de una moto sobre el asfalto. La denominada posición o zona adelantada para motos (ZAM) se ubicará inmediatamente antes del paso de peatones y con ella se pretende «mejorar la seguridad de los motoristas, garantizando que arrancan antes que turismos y camiones», defiende el concejal de Movilidad y Tráfico, Xulio Calviño.

Técnicos municipales han elegido para probar el sistema dos de las rotondas con más circulación de la ciudad y así «comprobar si efectivamente mejora la seguridad, como ha ocurrido en otras ciudades». Si resultan eficaces, el gobierno vigués extenderá las parrillas a otros cruces céntricos con la exigencia «de que tengan un mínimo de tres carriles y estos sean suficientemente anchos para que las motos puedan adelantar a los vehículos durante las paradas», explica el edil socialista.

Desde el Concello son cautos por ahora respecto a las intersecciones a las que se podría ampliar el modelo, pero los usuarios son mucho más ambiciosos y así se lo trasladaron al responsable municipal de Tráfico en sus reuniones. El vicepresidente de Moteros sin Fronteras, Ángel Iglesias, defiende los cambios y asegura que el colectivo siempre reclamó que se probaran «y luego se extendiera a otros semáforos con un mínimo de dos carriles de circulación», exigencia que la administración local eleva a tres.

Menos accidentes

En opinión de los motoristas, el sistema avalado por el Real Automóvil Club de Cataluña con un promedio de reducción de accidentes de entre el 11 y el 20%, podría aumentar la seguridad y agilizar el tráfico en zonas como Travesía de Vigo u otras calles de Travesas, aunque son conscientes de que su efectividad depende en gran medida de los conductores: «evitarán peligro siempre que las motos avancen en los semáforos con los vehículos ya parados, de lo contrario no cumplirán con su cometido», sostienen.

Después de meses sin respuesta oficial, los motoristas celebran este «primer paso» dado por el Concello, pero avisan de que se debe tener cuidado con los materiales a la hora de señalizar las paradas. «Pese a nuestras demandas, en Vigo aún no se utilizan pinturas con arena y en este caso es más necesario que nunca porque coincide justo en las zonas de arrancada», advierte Iglesias, portavoz de los usuarios antes agrupados en Moteros Unidos por la Vida.

Adelantar las motos en los cruces apenas requiere presupuesto, pues se trata únicamente de reordenar las líneas de espera y retrasar la de los automóviles unos metros. Las ciudades más veteranas en el uso de estas «cajas», como Portland o Copenhague, las han abierto también a las bicicletas, pero esta posibilidad queda «totalmente descartada» por el Concello de Vigo, que aduce problemas de seguridad para los ciclistas. Otro de los cambios que se aplicarán en la ciudad olívica es que no se permitirá el acceso hasta las parrillas por el carril derecho, como sí se hace en Cataluña. Por ahora, los motoristas deberán adelantar posiciones aprovechando huecos entre los vehículos.

Fuente: Faro de Vigo

Autor: Otros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *